Maroparque Alejandro Lopez Garcia    

Alejandro López García
Biólogo


Es Biólogo por la Universidad de Sevilla / Máster en Conservación, Gestión y Restauración de la Biodiversidad por la de Granada / Cooperante en todos los proyectos que puede / Contacto

Inicio > Experiencia laboral > Director de Maroparque > Historias de Maroparque

Algunas historias que pasaron en Maroparque mientras estuve allí...
Isla de La Palma - Canarias

Logo_Maroparque

La historia de Chico, el pequeño emú cojo

Miércoles, 9 de Octubre de 2013

Maroparque Alejandro Lopez Garcia

Los dos pequeños emúes llegaron a Maroparque desde otro zoológico en la primavera de 2013. Chico llegó con la patita rota y estaba predestinado a sufrir una eutanasia rápida e indolora. La ortodoxia dice que eso es lo que se suele hacer porque no es adecuado exhibir en un zoológico animales en esas condiciones… pero nosotros no somos de esa opinión y nos negamos.

Le salvamos la vida a Chico. Nuestro veterinario le amputó el pié. Lo aislamos de su grupo, lo cuidamos y lo alimentamos con mimo hasta que se recuperó y se le formó un callo suficiente en el muñón.

Mientras tanto, su hermano se instaló con el emú adulto, que ya teníamos en Maroparque, y se integraron bastante bien. Tanto se hermanaron que cuando Chico entró en el recinto lo rechazaron con agresividad. Hubo que pautar lentamente la aceptación…

...hasta que fue admitido. Es cierto que Chico, el pequeño emú cojo, no camina con gallardía… pero ¿quién es perfecto?

 


Pincho, el puercoespín que se creía conejo

Octubre de 2013

Maroparque Alejandro LopezGarcia

La madre de Pincho murió al poco de destetarlo. Tan pequeño era que no hubo más remedio que buscar una solución a su desamparo. Si queríamos que sobreviviera -y lo queríamos- era necesario que aprendiera los rudimentos de una socialización que marcara sus comportamientos.

En un medio natural abierto tendría que aprender de sus semejantes a buscar comida, a entender las señales de los demás, a estar alerta y huir de los enemigos, a entablar una relación de poder para marcar su status, a galantear para llevarse a la mejor hembra, etc., etc., etc. Aquí, en Maroparque, en un medio limitado y sin congéneres a mano, hubo que improvisar.

Bueno, si Pincho era un roedor, lo más parecido que teníamos en Maroparque eran los conejos palmeros... Y con ellos lo instalamos.

Al principio hubo curiosidad e indiferencia. Los conejos le mordisqueaban las pequeñas púas más por aburrimiento que por agresividad, y Pincho se acurrucaba entre ellos buscando calor y protección, talmente como hacía con su madre. Y no fue mal... con el tiempo se integró totalmente con los conejos, aprendió sus pautas de comportamiento y hoy día se cree uno de ellos. Duerme literalmente encima del conejo más grande, parece que lo ha adoptado como mejor compañero. Pero no obstante, Pincho impone su corpulencia -sobre todo cuando despliega sus púas- para conquistar el mejor puesto en el comedero y se comporta exactamente como uno más.

...si hubiera que definirlo, diríamos que Pincho -a pesar de sus púas- es un conejo felíz.


Nidada de pavos reales

Viernes, 13 de Septiembre de 2013

Tres pollos de pavos real salieron del cascarón en esa fecha. Un día más tarde les acompañaron sus tres hermanos.

Pavos reales Alejandro Lopez Garcia

El pavo real es un ave de la familia de las Phasianidae originaria de la India y Pakistán. Llegó a Grecia con el ejército de Alejandro Magno, donde pronto se le relacionó con la diosa Hera (protectora del matrimonio y las mujeres)… sin embargo, en el Islam se le asocia con Iblís, jefe máximo de los demonios. Desde Grecia se extendió a todo occidente y hoy es una de las aves más apreciadas en todos los zoológicos del mundo. En la antigua Roma eran muy apreciados los pavos reales… pero por su carne.

Lo más característico del macho es su extraordinaria cola policromada, que ocupa el 60% de la longitud total y pierde en otoño. La despliega para atraer a las hembras (en la India y Sri Lanka creen que cuando despliega su abanico es señal de lluvia), son polígamos y se entristecen si permanecen en soledad… eso sí, los machos no colaboran en la incubación de los huevos (ponen entre 3 y 6 y la incubación dura 28 días). Comen plantas, pétalos de flor, semillas, insectos, pequeños reptiles,  anfibios, etc. Y viven un promedio de 15 años…

Sin embargo, los sonidos que produce el pavo real no son tan atractivos como su imagen. Consisten en graznidos parecidos al maullido de un gato, o trompeteos asombrosamente graves. En ocasiones emite chillidos que parecen un niño pidiendo socorro.

Es un ave extraordinaria.

Más info


Nace en Maroparque un cordero de raza palmera

8 de Enero de 2014.

Ese día nació en Maroparque un precioso ejemplar de cordero de raza palmera.

Oveja palmera Alejandro Lopez Garcia

La Oveja Palmera tiene su origen
en la Isla de La Palma en el Archipié-
lago Canario. Esta población ovina ha
formado parte de las economías domésticas hasta finales de los años sesenta. Su interés principal radicaba en la producción de lana, con la que se confeccionaban telas y prendas de vestir, siendo así mismo apreciada la carne de carnero, de gran calidad.

Esta raza ha visto considerablemente reducida su presencia por la llegada de fibras sintéticas y la importación de ovejas, más productivas en leche, procedentes de otras islas

Situación poblacional: Se encuentra en serio peligro de extinción, no sobrepasando su población el centenar de ejemplares en manos de contados criadores que, de manera altruista se dedican a su cría.

FUENTE


Camada de cerdos negros deraza palmera

Martes, 8 de Octubre de 2013

Nos nacio en Maroparque una camada de siete cerditos negros de raza palmera.

Cerdo palmero Alejandro Lopez garcia

Hasta los años 50, el ganado porcino que se criaba en La Palma era de esta raza. Pero sobre los años 80 llegaron prácticamente a su extinción porque los ganaderos optaron por otras razas más rentables, que crecían con más rapidez y con menos grasa en canal.

Debido al peligro de su desaparición, desde el año 1982, gracias al Cabildo Insular de La Palma junto a la Consejería de Agricultura y los Cabildos de las islas de Tenerife y La Gomera, se han conseguido mantener los pocos ejemplares que quedan hoy en día. El Cabildo tiene en la granja experimental de Garafía algunos ejemplares y los cede a los ganaderos que estén dispuestos a criarlos, y a entidades como Maroparque, donde gustosos colaboramos en la exhibición y cría de esta notable raza

Notas sobre el origen del cerdo negro palmero. Dejamos a continuación sus principales características:

  • Es la única raza de cerdo autóctona de las islas
  • Está actualmente en peligro de extinción
  • Es un animal muy rústico
  • Posee unas grandes orejas caídas
  • Posee unas extremidads finas y cortas
  • Abundante pelo largo, fuerte y distribuido por su cuerpo
  • Presentan una piel negra

FUENTE


Un recorrido por Maroparque en ocho minutos y medio...

Es un vídeo de Ángel Guede.



 


Última actualización: Febrero 2014