Muelle del Lazareto deInfante    
Inicio

> El Lazareto de Infante

Dos aportaciones a la historiografía del Lazareto de Infante
- López Moreno

El Lazareto de Infante en la Heredad de Fadrique
- Id

El Lazareto en el relato de M. Follie / 1784 

El cementerio del Hospital de Infante - López Moreno

Un proyecto de ciudad hospitalaria en el Cádiz de la ilustración. Un Lazareto en la Bahía
- Cirici


El Blog del Milano
Cuestiones personales
San Fernando
Ceuta
Pólvoras

Contactos en:

milanlomo@milan2.es
Perfil Facebook
Perfil Twitter



Alberca del Lazareto

"En sus instalaciones estuvo destinado el cirujano mayor Odón Canals". Más adelante informa que: “…documentos de fecha 11 de octubre de 1800, refieren el nombramiento del personal facultativo: tres cirujanos (dos de la Armada y uno civil), un practicante mayor y dos menores…” (Pág. 52)

Datos extraídos de "El Antiguo Hospital de San Carlos (1809 - 1981) y la ciudad de San Fernando" / 2007 - J.M. García-Cubillana de la Cruz / (Reseña del libro)


Inicio > San Fernando > Lazareto de Infante > Relato de M. Follie

El Lazareto de Infante en el relato del viajero francés M. Follie. 1784


El oficial de la administración colonial francesa, Adrien-Jacques Follie, dejó nota de su paso por el Lazareto de Infante en 1784. Son unos párrafos de la publicación "Voyage dans les déserts du Sahara"... Pp.74-75
Fuente: gallica.bnf.fr / Bibliothèque nationale de France > Enlace al libro en cuestión (Es cortesía de Alejandro Díaz)
Lazareto de Infante. M.Follie  Lazareto de Infante / M. Follie 

"Embarcamos [en Tánger] el domingo 1 de agosto a las siete de la tarde; al día siguiente, alrededor de las ocho de la mañana, estábamos en la Bahía de Cádiz. Sanidad llegó inmediatamente, nos puso en cuarentena y nos envió al lazareto, cerca de la Isla de León. Estuvimos tres días en nuestro bote sin poder desembarcar; no teníamos espacio para acostarnos: la suciedad de las gallinas que había en la barca podía infectarnos y temíamos que alguno de nosotros cayera enfermo. Finalmente, el 5 de agosto, a las diez de la noche, se nos permitió descender y descansamos en una especie de granero.

Una vieja herida, que el movimiento de las mulas había ulcerado, me causó molestias, pero no pude obtener la ayuda necesaria en este lugar, tan mal llamado hogar de ancianos. Estaba pálido y desfigurado: los otros pasajeros, al ver mi situación, parecían reprocharme su estancia en este lugar.

El 11, a las diez de la mañana, vi el bote de Sanidad; me recompuse como pude y los doctores, engañados por mi aparente alegría, me juzgaron con buena salud y nos dieron libertad […] Media hora después salimos para Cádiz"

Inicio > San Fernando > Lazareto de Infante > Relato de M. Follie


 

Esta web es diseño milan2.es
Última actualización: Mayo / 2020