Milano    
La Web del Milano

Los asuntillos de un homo sapiens venido a menos y acostumbrao

Inicio / Utilidades

> Cuestiones personales

- Tallas de madera
- Dibujos Oníricos
- Relojes de Sol
- Cuchillos
- Libros publicados
- Artículos
- Reflexiones
- Relatos breves
- Testamento vital
- Mis galerías fotográficas
- Anillo virtual milan2.es
- Mientras cenaban
- Genealogía de Álvaro y Alejandro
- Mosaico de amigos

El Blog del Milano

San Fernando

Ceuta

Pólvoras

Contactos en:

milanlomo@milan2.es
Perfil Facebook
Perfil Twitter

Inicio > Testamento Vital

Últimas voluntades y Testamento Vital
de MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ MORENO...
(ahora que puedo)

Registro de últimas voluntades

Ya sé que esto resulta algo sombrío, pero hay que verlo con normalidad: nos vamos a morir más temprano que tarde y más vale dejar las cosas fáciles para los que quedarán en el mundo, para los que queremos... por eso esta declaración. Pues, pensando en estas cosas uno cae en la cuenta de que la muerte no es poreocupante, lo que es complicado es morirse...

Hay hechos insignificantes, como la desaparición de cualquier homínido.
"HACE quinientos mil años, un hominido mató a otro hominido: ¿a quien le importa eso?"
("El asesino del juego de roll", para justificar la insignificancia de su crimen)


Hoy, 18 de Diciembre de 2003, en plenas facultades mentales deseo, que cuando llegue el momento, morir con dignidad.  

Significa que, si no soy capaz de decirlo de alguna manera, no prolonguéis mi vida con vuestra decisión -si esta vida no tiene esperanzas de ser digna- ni un minuto más allá de lo estrictamente necesario. Cuanto antes paséis hoja antes seguirá la rueda de la vida. En documento aparte (más abajo), siguiendo los modelos al uso, firmaré el testamento vital.  

Podéis donar todos los órganos que aún sirvan. Y luego una rápida incineración... eso sí, os vais a acordar de mi, porque las cenizas deben ser esparcidas (diga lo que diga la ley en ese momento) en el pinsapar de Grazalema un día laborable (los amigos y familiares mayores de 55 NO estarán exentos)... aunque, pensándolo bien, ya me importará un bledo lo que hagáis... yo decía lo del pinsapar para que paséis a mi costa un día relajado, con rioja, bocadillos de jamón y en un entorno único.  

Como comprenderéis sería una broma pesada que recéis por mi alma en una iglesia porque yo he sido un fervoroso ateo gran parte de mi vida... pero, mira, cada uno es cada uno, y si alguno necesita rezar por su amigo, que rece. Tal vez tenga razón la Bala cuando dice que debemos dar la oportunidad a los amigos a expresar sus sentimientos en la forma que ellos quieran, y según lo que esta sociedad espera de todos. Es decir, dificilmente podemos escapar al protocolo que la Santa Iglesia y sus creyentes nos tienen acostumbrados. La verdad es que si no hemos reconquistado este espacio en vida, después de muerto será imposible. También es verdad que una vez muerto nada puede importar, a partir de ahí la vida pertenecerá a los vivos -como de costumbre-... Para servidor es un orgullo ser padre de Álvaro y Alejandro, y el hombre de la Bala.

Desde que nació Álvaro he comprendido la levedad y la fragilidad del ser... que estamos de paso y que hagamos lo que hagamos, pocas cosas tienen trascendencia... acaso dejar hijos con tu propia impronta, buena o mala... no hablo de la impronta genética, que esa, hoy por hoy, es la que es, hablo del ejemplo que das a tus hijos y de cómo los dejas en este planeta... Bueno, y dejar algún árbol plantado para que los especuladores lo corten... y dejar un libro que aporte alguna cosa novedosa a los demás... y dejar amigos... porque así tendré conocidos en el infierno.

A veces he dicho lo que otros dijeron, que un hombre no muere del todo mientras queden amigos que le recuerden, hijos que le añoren y amantes que le sueñen... hoy habría que añadir -dicho esto con toda la sorna- que los hombres tampoco mueren del todo mientras el servidor remoto mantenga activa la web del difunto... ¡cosas de la tecnología!

No me gustaría dar ningún disgusto a mi madre y deseo, sobre todas las cosas, que mis hijos y mi Compi de la Vida sean felices.


Testamento vital de Miguel Ángel López Moreno
Registro de últimas voluntades


Yo, MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ MORENO, con D.N.I.: XX.XXX.795-Z, mayor de edad, con domicilio en San Fernando (Cádiz), calle Tal y Cual, Código Postal  11100, en plenitud de mis facultades mentales, libremente y tras una dilatada meditación

EXPONGO:

Que en el supuesto de encontrarme en unas condiciones en las que no pueda decidir sobre mi atención medica, a raíz de mi deterioro físico y/o mental, por encontrarme en uno de los estados clínicos enumerados en el punto D de este documento, y si dos médicos autónomos coinciden en que mi fase es irreversible, mi voluntad incuestionable es la siguiente:

A) Que no se dilate mi vida por medios artificiales, tales como técnicas de soporte vital, fluidos intravenosos, medicamentos o suministro artificial.
B) Que se me suministren los fármacos necesarios para paliar al máximo mi malestar, sufrimiento psíquico y dolor físico causados por la enfermedad o por falta de fluidos o alimentación, aun en el caso de que puedan acortar mi vida.
C) Que, si me hallo en un estado particularmente deteriorado, se me administren los fármacos necesarios para acabar definitivamente, y de forma rápida e indolora, con los padecimientos expresados en el punto (B) de este documento.
D)Los estados clínicos a las que hago mención mas arriba son:

  1. Daño cerebral severo e irreversible.
  2. Tumor maligno diseminado en fase avanzada.
  3. Enfermedad degenerativa del sistema nervioso y/o del sistema muscular en fase avanzada, con importante limitación de mi movilidad y falta de respuesta positiva al tratamiento especifico si lo hubiere.
  4. Demencias preseniles, seniles o similares.
  5. Enfermedades o situaciones de gravedad comparable a las anteriores.

E) Designo como mi representante para que vigile el documento de las instrucciones sobre el final de mi vida expresadas en este documento, y tome las decisiones necesarias para tal fin, a Don ÁLVARO LÓPEZ GARCÍA, con DNI: XX.XXX.920-N
F) Manifiesto, asimismo, que libero a los médicos que me atiendan de toda responsabilidad civil y penal que pueda derivarse por llevar a cabo los términos de esta declaración.
G) Me reservo el derecho de revocar esta declaración en cualquier momento, en forma oral o escrita.


San Fernando, 19 de Diciembre de 2003
Ratificado el 25 Septiembre 2014