Milano    
La Web del Milano

Los asuntillos de un hombre venido a menos y acostumbrado

Inicio / Utilidades

Cuestiones personales

- Tallas de madera
- Dibujos Oníricos
- Relojes de Sol
- Cuchillos
- Libros publicados
- Artículos
- Reflexiones
- Relatos breves
- Testamento vital
- Mis galerías fotográficas
- Anillo virtual milan2.es
- Mientras cenaban
- Genealogía de Álvaro y Alejandro
- Mosaico de amigos

El Blog del Milano

San Fernando

Ceuta

Pólvoras

Contactos en:

milanlomo@milan2.es
Perfil Facebook
Perfil Twitter

Inicio > Reflexiones > Unión de los contrarios: Trinidad y Monoteísmo

La unión de los contrarios:
Trinidad y Monoteísmo

Miguel Ángel López Moreno, 1989


La coexistencia del concepto monoteísta con el dogma trinitario es algo que deja estupefacto cualquier intento de análisis. Es un "meterse en camisas de once varas" de proporciones astronómicas que nunca se ha explicado de manera convincente porque, entre otras cosas, es inexplicable y absurdo, y por ello se llegó a la necesidad de dogmatizarlo conciliarmente. Es decir, por mayoría de votos se declara de obligada aceptación que Dios es el único dios. Pero el Padre es dios, el Hijo es dios y el Espíritu Santo también es dios. Este innecesario dogma que los católicos están obligados a digerir, ha sido probablemente el causante del mayor número de cismas y herejías en la historia de la Iglesia... y, ya puestos, de muertes.


Subir - Volver